jueves, 10 de julio de 2014


Quien imaginaría 10 años atrás que un gimnasio pudiera ser un espacio donde no hubiese una cinta, una bicicleta o una máquina de cuádriceps, etc. Todo ha cambiado, en los tiempos donde la gente tiene poco tiempo para moverse, trabaja más de 8 hs diarias y se aburre fácilmente de las actividades monótonas, existen lugares que acercan a las personas a la actividad física desde lo lúdico y social.

La ubicación estratégica, una fuerte comunicación de entrenamiento y diversión, los colores,  un ambiente cálido – amigable, personas realizando un “check in” en Foursquare, registrando su visita en Facebook, son parte del escenario de la fiesta que se vive dentro.


Que son

En estos centros donde abunda la palabra "diversión" se pueden encontrar de 4 a 6 profesores que entrenan y entretienen a los clientes mediante el entrenamiento funcional en un espacio que va desde los 200 a 500 metros cuadrados.

La clave en este concepto es el aspecto social, apuntando a fidelizar al cliente en un ambiente distendido, reforzando el vínculo social equipo - cliente y cliente-cliente, “es como pensar en el viejo club social” donde se conocía a la persona encargada del buffet, a los directivos (se sabía el nombre y él sabía el suyo), a los padres que llevaban a sus hijos, un verdadero espacio donde las personas se sentían identificadas con el lugar.
Una buena opción es que tienen un espacio llamado “área social” donde los clientes interactúan entre ellos mismos, pueden tomar un café, esperar sentados y cómodos para la clase, etc. 





Que se hace

En cuanto a la técnica de utilización generalmente se realizan circuitos que comienzan siempre a cada hora, para poder brindar un amplio espectro de servicio. Lo importante es que cualquier persona de cualquier de condición física pueda utilizar el mismo servicio con otra que quizás tenga muchos años de entrenamiento, obviamente aplicando variables en cuanto a su movilidad, carga, resistencia, flexibilidad, etc.

La duración de cada circuito no supera los 50 minutos, dejando los últimos 10 minutos para que los clientes tengan una recreación diferente, por ejemplo: jugar futbol-tenis,  efectuar lanzamientos al aro de básquet, etc. O bien, si es un potencial cliente, “cerrar la venta” y darle la bienvenida.  

Quienes lo hacen

Un dato interesante es que toda actividad es SIEMPRE guiada por un profesor de Educación Física / Entrenador capacitado en la parte técnica pero mucho más en la motivación para generar la adhesión de las personas con el equipo y con la actividad.



El equipo se transforma en “polifuncional” con la misión de “todos hacen TODO”. Para lograr esto también se los capacita en el área comercial, o sea, que la misma persona que recepciona a un averiguador, le brinda una solución a su problema, lo invita a una clase de cortesía, le cierra la venta. Esto hace que mejore el ICV (índice de conversión de venta, nuevo cliente / averiguador).


Existe una división de tareas según las áreas (retención, renovación, ventas, eventos, bajas, etc.) donde cada integrante del equipo según su perfil toma la responsabilidad de llevarla adelante, potenciando el compromiso con el centro / gimnasio y planificando estratégicamente lo que ocurrirá a lo largo de una etapa (3 meses / 6 meses / 12 meses, etc.) 

Como seguimiento a todas las acciones se encuentra la imagen de un Manager con experiencia en la industria, donde su tarea principal es la de liderar el equipo, generar la sinergia entre los miembros, crear un buen clima laboral y acompañar en todo lo referente a la gestión humana para poder proyectar e implementar acciones de lectura diaria con indicadores claves de desempeño (visitas, ventas, índice de renovación, retención, rotación, etc.).

El servicio también cuenta con al menos un evento mensual para fidelizar el vínculo social. Por ejemplo proponiendo desafíos, clases en parejas, competencia de equipos, etc. Esto genera un clima de diversión que incentiva la asistencia de los clientes y los motiva a invitar amigos a unirse a la actividad física, generando nuevos prospectos.   



La implementación de los gimnasios funcionales crea un espacio social, divertido, heterogéneo  y rentable para sumar personas a la actividad física desde lo lúdico y seguro



0 comentarios:

Publicar un comentario