lunes, 17 de junio de 2013

El entrenamiento funcional es la posibilidad de convertir las clases tradicionales en sesiones cortas, dinámicas, efectivas y entretenidas. Cualquier persona puede entrenar funcionalmente de acuerdo con sus necesidades y objetivos. De lo que se trata es de poder utilizar los movimientos de la vida diaria adaptados a un programa planificado de entrenamiento. Existen progresiones de los ejercicios que van de lo más fácil a lo más difícil; esto convierte al entrenamiento en una actividad para toda la población.
El entrenamiento funcional mejora, entre otras cosas, la capacidad aeróbica, la tonicidad muscular, todas las cualidades físicas (fuerza, resistencia, velocidad, flexibilidad), el equilibrio y la agilidad, la coordinacion, etc. De este modo, modela el cuerpo, lo hace saludable y ayuda a mejorar el estilo de vida. También reduce el estrés, la celulitis y las malas posturas.
Dentro del functional training también hay clases de entrenamiento en suspensión. En estas clases se utilizan bandas que están colgadas del techo o de algún elemento fijo, y con ellas se puede trabajar todo el cuerpo en un sinfín de movimientos. El trabajo en suspensión requiere la tensión permanente de las sogas a través de la combinación del ángulo en que se coloca la persona y el tipo de agarre a la hora de ejercitar (se pueden sujetar tanto con las manos o con los pies). Esta actividad requiere mucha estabilidad en la zona media del cuerpo, ya que estamos "colgando" de las sogas, y una postura deficiente causaría dolor en el que lo practica. Por eso, es importante contar con personal calificado para entrenar con BDS. La actividad es desafiante. Lo positivo de esta clase es que pueden trabajar varias personas en un espacio reducido y sólo con un elemento cada una; es corta, sólo 30 minutos se necesitan para terminar exhausto y, además, el alumno notará los beneficios rápidamente si entrena periódicamente y mantiene una alimentación saludable. Por éstas y más razones, cada vez más gente se suma al entrenamiento que funciona. Diferente, divertido, dinámico .
Atrás quedaron las viejas rutinas en las que cada cliente lidiaba con distintas máquinas durante más de 90 minutos. Ahora, el cuerpo es considerado un todo, y de esa forma se entrena mucho mejor.